Con estilo, el vino marca la tendencia en el consumo en 2021


Y así, el 2020 quedará como una gran historia del mundo, sin más nos cambió la vida… con restricciones de todo tipo, tomamos consciencia de lo que consideramos nuestra vida cotidiana, la realidad que vivimos como estable y permanente.  

Pero la historia del vino, está marcada por las tendencias, y algunos de los vinos que vieron la luz también dejaron huella en 2021 y más allá. Conscientes de ello en Casa Dusatto vamos a repasar las principales tendencias de 2020 que incidieron directamente y a repasar las tendencias que van a marcar el consumo del vino en 2021.

Tendencias del vino 2020

 

1. Aumentó el consumo. En el 2020 tan atípico los productores y comercializadores de vino encontramos en los canales de venta digital una nueva forma para mantener un viejo amor entre los consumidores y su bebida más querida. El cambio de tendencia se produjo, porque las largas horas en casa permitieron redescubrir momentos para beber una buena copa. 

Según las fuentes del mercado, la categoría vino mexicano fue la más vendida en México dejando de lado al vino español. Además, Casa Dusatto puso a disposición del consumidor las etiquetas de Bodega Bothë en la plataforma de e-commerce para alcanzar públicos a los que no teníamos acceso anteriormente.

2. Vinos naturales y sin sulfitos agregados. En el mundo es un sólido movimiento que gana adeptos, en nuestro mercado, significó mostrar a nuestro público, una bebida más noble, resultado puro de la naturaleza que se quita las apariencias para expresarse tal y como es. En pocas palabras, reflejan de mejor manera lo que nos da la tierra, vinos que se elaboran con la fermentación natural.

3. El rosa está de moda, es una tendencia internacional, se buscó producir vinos más flexibles con nuestra gastronomía, y el rosado juega ese papel intermedio entre el tinto y el blanco. Posee la estructura del primero y la frescura del segundo. Es un vino que va bien con todo, desde barbacoa y cochinita pibil hasta ceviche, así aparecieron los vinos rosados URÏ, dulce y semidulce.

4. Momento blanco y espumoso. El vino espumoso es una tendencia cada vez mayor. Se consume más, sobre todo en temporada de calor o en celebraciones, por lo que se incrementó la producción de los vinos espumosos blancos Acachollï y rosados URÏ.

5. Llegan los vinos fortificados. BOTË, es un vino que posee mayor textura, sabores más robustos y fuertes, por la mezcla de brandy y vino tinto. Más dulce que el vino normal debido a que los azúcares no consiguen fermentarse. Con un envejecimiento en barrica de roble francés, se obtiene un vino generoso, conserva una gran estabilidad, por lo cual, una vez que ha sido abierta una botella de vino fortificado puede durar varios meses sin perder sus propiedades.

Descubre lo que se viene en el mundo del vino.... 

Te lo contamos en el próximo blog...


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados